25 noviembre, 2015 Terexe

«La locura de emprender»

incmty10.1

Carlos Anaya – Founder @ Parkimovil

La charla que este Abogado de Puebla tuvo con nosotros, fue amena y llena de frases cortas pero de mucho significado.  La primera fue «Venimos al mundo a ser felices», a nada mas que eso, explicando que lo material muchas veces termina llevándonos hacia un vacío, si no tenemos con quien compartir las vivencias del día a día.

«Encuentra cómo servir a otros» pues una de las mayores satisfacciones de la vida es precisamente el darnos a los demás, ayudar siempre enriquece nuestra alma.

«Antes de Emprender, APRENDE» hay que empaparnos de la mayor información posible relacionada a nuestro emprendimiento para así tener todas las herramientas que se requieran en todas las etapas de nuestro proceso de fundación, crecimiento y maduración de nuestro proyecto.

«Eres el último en cobrar» ésto más que nada porque al iniciar un emprendimiento hay poco dinero circulando, y si invitaste a gente a subirse al barco, si entra dinero tienes que pagarles primero a ellos y en caso que quede algo, te pagas a ti.

«La materia prima del emprendedor son los problemas» y afortunadamente «México está lleno de ellos». Hay que tener visión para ver con cuál de los muchos problemas que hay en el país, podemos usarlo para emprender y lograr hacer algo, a fin de cuentas las cosas las hacen los ciudadanos, no se puede esperar a que el gobierno nos ayude en todo.

De lo anterior surge su siguiente frase: «Vuélvanse especialistas en el problema», si te enfocas en ello, nunca te faltará que hacer.

Luego nos contó una breve historia de que hay que romper paradigmas:

«Una niña vió a su mamá que cortaba la cabeza de un pescado y luego la cola, y lo metía dentro de un sartén con aceite caliente, para freírlo. La niña le pregunta a su mamá que para qué les corta esas dos partes, su madre lo piensa un momento y le dice: no lo sé, así me lo enseñó tu abuela; vé y pregúntale a ella por qué lo hacía así y luego me dices.  La niña va entonces con la abuela y le pregunta el motivo de tal acción y la abuela se le queda viendo y le dice: no lo sé, así ví que lo hacía mi mamá y así lo aprendí, pero ve a preguntarle a ella el por qué.  Va entonces la niña con su bisabuela y le hace la pregunta, la bisabuela se le queda viendo y le dice: no sé por qué tu abuelita y tu mamá lo hacen, pero yo lo hacía porque tenía un sartén muy pequeño y no cabía completo el pescado, por eso tenía que cortarle la cabeza y la cola.»

Tagged: , , , , , , ,