10 septiembre, 2020 Nstro.Lab

4 ideas para ayudarte a trabajar en un día difícil

No importa si tenemos un trabajo simple, repetitivo o altamente creativo, hay días que se vuelven un poco más difíciles de sobrellevar por causas tan diversas que a veces nos estancamos un poco y el conjunto de pequeños sufrimientos no nos permiten avanzar a través de nuestro día de manera adecuada. Por eso, en esta entrada te traemos algunas ideas que te pueden ayudar a manejar mejor esos días.

Recuerda que todo es temporal. Desde el concepto más vago o profundo que le demos a la temporalidad, podemos asumir que los eventos que nos circundan son pasajeros. Puede que ahora batalles, pero eventualmente, todo volverá a ser regular. Se paciente y acepta el momento, después de todo, ya has superado momentos difíciles anteriormente y vas a poder hacerlo de nuevo.

La perspectiva. Las cosas trabajan en función de otras cosas. Entonces, es preferible tomar lo bueno del obstáculo que se nos presenta. Puede que sea un día malo en función de algo que queríamos lograr, pero, a final de cuentas, es malo porque nosotros decidimos llamarlo de esa manera. De la misma forma, podemos tomar ese día y declararle bueno en función de otra meta: ¿En que te puede beneficiar esta situación?

Analiza y suelta. Detente un momento, toma un respiro y piensa en el motivo de tu malestar. ¿Es realmente tan malo como lo pensaste originalmente? A veces, cosas pequeñas como derramar el café o un malentendido pueden nublarnos la vista, pero, esas cosas no cambian quienes somos ni nuestra habilidad de ejercer nuestras labores.

Carpe Diem. Aunque descansar es bueno para aliviarte y limpiar tu mente, actuar, cuando más apatía se tiene, puede ser altamente poderoso. Hay cosas que pueden solucionarse y cosas sobre las que no tenemos control. Aceptar esta simple verdad, nos ayuda a capitalizar el momento y tomar la responsabilidad de seguir adelante. A final de cuentas, solo nosotrxs mismxs podemos hacernos responsables de nuestra propia felicidad y productividad.

Ten presente que en la dificultad se forja el carácter, y estar fuera de nuestra zona de confort siempre nos ayuda a mejorar nuestras habilidades y crecer. Esperamos que esta reflexión te sea útil en momentos de dificultad y te ayude a salir avante. ¡Ánimo!

Texto por Mauro Olivares. Fotos por Tom Pumford, The Creative Exchange y Bruce Mars.

Tagged: