OBJETIVOS SMART

 

OBJETIVOS SMART

¿Has oído de esta metodología?

Suele ser muy popular ya que es muy clara en la manera en la que nos propone plantear los objetivos, ya que por lo general, nos cuesta trabajo ponerlos o no tenemos claro cómo hacerlos.

La metodología SMART nos ofrece pautas a seguir que nos aseguran una correcta definición de nuestros objetivos de negocio no importa el tamaño de tu empresa. Los objetivos SMART tienen como base el direccionamiento de tus esfuerzos hacia metas concretas y, sobre todo, reales que vayan alineadas con los recursos tanto económicos, como humanos con los que cuenta actualmente tu empresa.

Uno de los principales beneficios es que hace que estos sean fáciles de entender y de medir, de tal forma que quede claro hacia dónde debes dirigir tus esfuerzos y, a su vez, sepas en qué punto te encuentras hasta el momento. Asimismo, te permitirá tomar decisiones más acertadas y realizar estrategias con un potencial de éxito mayor.

Pero, ¿qué significa SMART? (por sus siglas en inglés), se traduce literal como “Inteligente”, y cada letra tiene un propósito, aquí te explicamos lo que cada letra representa.

 

Para dejar en claro lo que te decimos, te compartimos dos ejemplos de objetivos SMART:

 

 

–  Objetivo SMART 1: Aumentar las ventas en un 20% (de $120,000 a $144,000) en los siguientes 6 meses, creando nuevos productos para clientes existentes.

S: Aumentar las ventas en un 20%

M: 20% (de $120,000 a $144,000)

A: Ofertando nuevos productos a los clientes existentes

R: (Nos ayuda a retener clientes y crecer las ventas)

T: 6 meses

 

 

–  Objetivo SMART 2: Aumentar el contenido de nuestra base de conocimiento un 20% (de 200 a 240 artículos) en 9 meses. Realizando mensualmente 4 artículos con detalles e ilustraciones.

 

S: Aumentar el contenido de la base de conocimiento un 20%

M: 20% (de 200 a 240 artículos)

A: Integrando 4 artículos completos cada mes.

R: Disminuir la fricción de nuestros clientes.

T: 9 meses

 

Y ¿tú?… ¿Alguna vez te planteaste objetivos SMART? ¿Cómo te fue? ¿Lograste cumplirlos?

 

Si quisieras leer aún más al respecto, te compartimos este link en donde viene muy bien explicada la metodología SMART.

[*] Media Source, Qué son los objetivos SMART, disponible en: https://www.mediasource.mx/blog/que-son-los-objetivos-smart

 

Año nuevo, propósitos ¿viejos?

¿Sabías que tan solo un 10% de la población cumple sus propósitos de año nuevo? 

Mientras que la mayoría en febrero los ha olvidado por completo.

Tener objetivos y aspiraciones es fundamental para las personas.

¡Pero arriba ese ánimo! Tener objetivos y aspiraciones es fundamental para las personas. Normalmente implican un cambio en nuestros hábitos, por eso es retador el cumplirlos al pie de la letra. Es aún más difícil completarlos cuando escribimos propósitos solo por coerción social y no nos detenemos a pensar que es lo que realmente queremos y para qué. Dejándonos con los fantasmas de todas las metas que no alcanzamos en años pasados.

Lo importante es aprender y volver a levantarnos. Esta vez si hacemos las cosas diferente dando un vistazo a nuestro pasado para planear las metas del futuro, puede cambiar la situación. Analizar cuáles metas repetimos constantemente nos dará una idea de cuáles ámbitos en nuestra vida aspiramos mejorar o cambiar. Es decir, si ya en varios años hemos puesto “hacer ejercicio” ó “comer saludable”, significa que nos interesa bastante hacerlo, pero no hemos encontrado la motivación adecuada para lograrlo. Entonces hay que replantear el cómo los escribimos, tal vez un, “unirme a un equipo de basketball” ya cumpla con el “hacer ejercicio” que siempre nos proponemos y un “consumir más frutas y verduras” ya cambia el “comer saludable”. La forma en la que nos expresamos al respecto marca el cómo y cuándo de la ejecución. Con esto en mente estamos listxs para escribir “nuevos viejos” propósitos. 

Paso a paso cambiamos nuestra vida.

Águila, R. en su articulo Cumplir propósitos de Año Nuevo nos da algunos consejos para abordar nuestros objetivos desde otra perspectiva y asegurarnos que esta vez nos acerquemos muchísimo más a cumplirlos. Primero, tenemos que pensar en qué significado personal tiene para nosotros determinada meta y que tan comprometidxs estamos para alcanzarla. Segundo, el objetivo debe estar escrito en positivo, la redacción de nuestras metas influye en cómo percibimos el reto. Tercero, debemos ser concretxs y darle una guía a nuestro yo del futuro para que pueda verificar nuestro avance. Esto va de la mano de ser realistas y contemplar la complejidad de nuestro objetivo final.

Una vez que hemos analizado el pasado, Cerro, J. en su artículo ¿Vale la pena hacer propósitos de año nuevo? Nos da tips muy sencillos para concretar los ajustes que hemos hecho a nuestros propósitos de este año. Primero de forma muy sencilla hagamos una lista, lo importante de esto es poder visualizarla todos los días. Asegúrate de que puedas medir cada uno de los objetivos continuamente (x semana) y que estos crezcan paulatinamente a lo largo del año. Como punto final de amarre, es buena opción comprometerse con alguien más para cumplirlos. De esta forma contaremos con motivación constante, aunque sea solo por “rendir cuentas”.

Ahora puedes redactar tus propósitos del 2020 de manera que sea el año donde te unas a ese 10% que logra cumplir todos sus propósitos. ¿No quieres hacerlo solx? Escríbenos y los hacemos contigo.

 

Referencias: 

Águila, R. del (2020, January). Cumplir propósitos de Año Nuevo. Retrieved from https://www.psonrie.com/noticias-psicologia/propositos-navidad-cumplir.

Cerro, J. del. (2019, December 29). ¿Vale la pena hacer propósitos de año nuevo? Retrieved from https://www.entrepreneur.com/article/269431.

SORORIDAD: MUJERES EMPODERANDO MUJERES

El pasado 19 de noviembre se celebró el Día Internacional de la Mujer Emprendedora y el 25 de noviembre, el Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra la Mujer; ambas fechas nos invitan a reflexionar sobre los temas que están en la agenda del sector público, sector privado, organismos internacionales y organizaciones de la sociedad civil.

Aunque pareciera que los temas de violencia contra la mujer y el emprendimiento están desvinculados uno del otro, la verdad es que no es así. Es bien sabido que uno de los principales tipos de violencia que viven las mujeres en México, es la económica, por ello, promover programas que las empoderen y les permitan ser autónomas económicamente.

Una de las bases para el desarrollo de la mujer en el país, se fundamenta en la propia colaboración entre nosotras mismas, necesitamos ser más solidarias, apoyarnos mutuamente, solidarizarnos y motivar a otras para que logren alcanzar sus más grandes sueños.

La sororidad promueve justamente esto, que las mujeres empoderemos a otras mujeres, que seamos embajadoras y promotoras del poder femenino, de lo que juntas podemos lograr; si nos unimos lograremos impactar positivamente en diferentes ámbitos, en específico en el social y el económico.

El empoderamiento económico de la mujer parte de reconocer su valor propio, de conocerse a sí misma y de ser capaz de sacarle el mayor provecho a sus cualidades y aptitudes. Una mujer que se ama puede tomar las riendas de su vida, salir de círculos de violencia, puede generar sus propios ingresos y ser autónoma emocional y económicamente, tomar decisiones por sí misma.

Cuando somos empáticas con la situación que viven otras mujeres, podemos compartir nuestro testimonio de desarrollo personal y profesional, podemos impulsarlas, ser sus guías, sus mentoras. Estamos en este mundo para generar cambios, para conseguir la igualdad por la que tanto hemos luchado en los últimos años.

Para ello, debemos unirnos, creando redes y alianzas entre nosotras, porque juntas somos más creativas, más innovadoras, más productivas, más valiosas.

 

Este artículo lo escribió nuestra amiga y mentora Ariana Olvera Sandoval para retos femeninos.

MANEJO DE EMOCIONES EN TU EMPRENDIMIENTO

Hace algunos años, a partir de diversas experiencias en proyectos profesionales y personales, empecé a investigar y estudiar sobre el impacto de las emociones en nuestra vida. Fue tal mi impresión al darme cuenta que, la sociedad alrededor del planeta vive en piloto automático, que la gran mayoría somos o fuimos analfabetas emocionales; que hemos recibido muy poca o nula educación sobre cómo gestionar las emociones.

Si no nos hemos permitido sentir las emociones, si no las sabemos canalizar, se tiende a responsabilizar a alguien más de lo que nos ocurre (ignorando que nosotros somos los únicos responsables) y se cae en la victimización; también ocurre que nuestro cuerpo físico responde a través de síntomas o enfermedades cuando no podemos ponerle un nombre y no dejamos fluir lo que sentimos.

A las mujeres de manera particular, les es complicado expresar realmente sus emociones, decir con objetividad y franqueza cómo se sienten.  Y créanme que en la medida que aprendemos a identificar las emociones, dejamos que se manifiesten y sepamos su causa, en esa medida tanto las emociones “buenas” (alegría por ejemplo) como las “malas” (enojo, desesperanza, por ejemplo) durarán el tiempo que nosotras les permitamos estar.

Cuando asumimos el liderazgo emocional de nuestras vidas, podemos hacer cualquier cosa que nos propongamos de manera consciente, es por ello, que el camino del emprendimiento y su alineación a nuestro proyecto de vida personal se hará más sencillo y llevadero si internamente estamos fortalecidas.

Emprender porque hay una oportunidad y aprovecharla requiere celebrar los éxitos que se logren (del tamaño que sea, ¡son tus logros!) pero también requiere una gran dosis de resiliencia y ecuanimidad cuando hay fracasos, solamente así se aprende de ellos y se continúa trabajando con un ritmo estable. También se requiere dividir y diferenciar, como lo mencioné antes, el origen de determinada emoción, la tendencia a proyectar emociones como la ira, frustración, enojo, en otras personas/ambientes es alta (sobre el equipo de trabajo).

Gran parte de los emprendimientos mantienen un ciclo de vida corto, precisamente porque la inteligencia emocional de su líder impactó en los niveles organizacionales, de gestión, innovación y colaboración.

Lo importante es que ante todo, seamos responsables de nuestras propias emociones y hagamos una reflexión sobre los proyectos, oportunidades que hemos dejado ir por no haber dicho en su momento cómo nos sentíamos.

Mi recomendación es que antes de lanzarte a ser tu propia jefa, seas tu propia líder, creas en tus sueños y creas que con ellos influirás sobre otros, que busques siempre tu bienestar y equilibrio integral, y que estés consciente que cualquier emoción es pasajera; busca su causa y si no te hace sentir plena, trabaja en lo que sea necesario para integrarla y dejarla ir.

 

Este artículo lo escribió nuestra amiga y mentora Ariana Olvera Sandoval para retos femeninos.

SER, HACER, TENER – EMPODERAMIENTO DE LA MUJER Y LA IMPORTANCIA DE QUE SEAN LÍDERES DE SU APRENDIZAJE –

Actualmente el empoderamiento de la mujer es un tema que se ha llevado a distintos ámbitos y competencias; tal es el caso del ambiente económico y laboral. Un ejemplo de ello, es el modelo diseñado por la OIT (Organización Internacional del Trabajo) mejor conocido como “Modelo de Intervención para el Desarrollo Empresarial de las Mujeres”.

Este Modelo está basado en cinco pilares: 1) Financiamiento, 2) Servicios de desarrollo empresarial, 3) Acceso a mercados, 4) Entorno de negocios y 5) Empoderamiento femenino; teniendo como objetivo el empoderamiento económico de las mujeres y el crecimiento de sus empresas.

Diversos estudios y diagnósticos que se han realizado para México, en materia laboral demuestran que la participación económica femenina está por debajo de la participación masculina. El INMUJERES (Instituto Nacional de las Mujeres) publicó que para mediados de 2018, 43.7% de las mujeres de 15 años y más participaban en alguna actividad económica, y el 77.5% de los hombres pertenecientes al mismo grupo de edad.

Además de este diferencial, cabe señalar que según el índice de discriminación salarial para 2018, era necesario un aumento promedio de 5.4% en el salario que se les pagaba a las mujeres para alcanzar la equidad salarial.

 

Un reciente estudio titulado “Una ambición, dos realidades” publicado por McKinsey & Company que recaba información de 50 empresas que operan en el país y que en conjunto sus ventas anuales equivalen al 40% del PIB (Producto Interno Bruto) mexicano; señala que las mujeres están subrepresentadas en todos los niveles de la jerarquía corporativa, ganan menos y tienen menos posibilidades de ser promovidas que los hombres. Un hallazgo que llama la atención es que 9 de cada 10 mujeres y hombres quisieran convertirse en ejecutivos de alto nivel y que 3 de cada 10 mujeres creen que van a llegar a lograrlo.

 

Es precisamente en este último dato que el empoderamiento juega un papel fundamental, el significado que más me ha convencido es el que lo define como que el poder no se busca desde afuera, sino que más bien se cultiva con paciencia desde adentro. Es decir, primero hay que ser, tener claro qué queremos, cuál es nuestro plan de vida y carrera; es el poder que tenemos para crear y transformar nuestras vidas. Partiendo de ello, podemos hacer, y ¿qué es hacer?; es asumir el liderazgo de nuestras vidas, es prepararnos, es cultivar el conocimiento y adquirir las herramientas necesarias para lograr nuestras metas.

 

En el mundo globalizado y digital en el que ahora vivimos e interactuamos diariamente, existen diversas opciones  que nos permiten tener acceso ágil (en muchas ocasiones gratuito) al conocimiento e información útil para desarrollar nuevas habilidades, también existen organizaciones y espacios que ofrecen servicios de mentorías y consultorías profesionales que apoyan a la mujer emprendedora, empresaria o empleada.

 

Yo las invito a ser líderes de sus vidas, que se la crean, que crean en su valor, que sean perseverantes, que se atrevan a hacer; cerremos la brecha de género y salarial. Hagamos de México un mejor país.

 

Este artículo lo escribió nuestra amiga y mentora Ariana Olvera Sandoval para retos femeninos.

LOS NEGOCIOS EN LA ERA DEL COMERCIO ELECTRÓNICO

El comercio electrónico como medio de comercialización de productos y servicios, ha impactado los modelos de negocio actuales por el apogeo de Internet. De acuerdo con los resultados de la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares (ENDUTIH) 2018, en México existen 74.3 millones de usuarios de Internet (de 6 o más años) equivalente al 65.8 por ciento de la población ubicada en tal rango de edad. El 51.5 por ciento de los usuarios son mujeres y el 48.5 por ciento son hombres. Siendo el grupo de entre 25 y 34 años el que registra la mayor proporción de usuarios.

Un factor asociado al auge del comercio electrónico es la utilización de herramientas digitales para realizar campañas de marketing (por ejemplo, a través de redes sociales), el procesamiento de transacciones en línea, entre otras innovaciones. Esto resulta atractivo para los negocios que desean ofrecer un producto o servicio, ya que la penetración en sus mercados puede darse más allá de las fronteras del país.

Conocer las actividades que realizan los usuarios de Internet es fundamental para segmentar mercados, analizar comportamientos de clientes y consumidores, definir estrategias de ventas, etcétera. Por ejemplo, en México, según la ENDUTIH 2018, entre las principales actividades se destacan, el entretenimiento con un 90.5 por ciento, comunicación (90.3 por ciento) y obtención de información (86.9 por ciento), también realizan operaciones bancarias en línea (15.4 por ciento), ordenar o comprar productos (19.7 por ciento) e interactuar con el gobierno (31 por ciento).

Considerando el uso masivo de teléfonos celulares inteligentes, los negocios digitales han crecido, pero como lo indican las cifras arriba dadas, aún falta fomentar la realización de operaciones y compras en línea y promover las bondades del comercio electrónico. Para que en el país se detone el comercio electrónico habría que consolidar la bancarización, generar confianza con los clientes y combatir los fraudes; esto ocasionaría que más usuarios se decidan a experimentar una primera compra y continuar haciéndolo.

El crecimiento de la economía digital debe apoyarse desde los gobiernos en lo referente al marco regulatorio (caso de la Ley Fintech, por ejemplo), para que los negocios logren su crecimiento a través de los avances tecnológicos. Así también se deberá fomentar la seguridad digital para generar confianza tanto entre los negocios como en los clientes respecto de las operaciones que realizan en línea.

Por otra parte, las empresas deben buscar acceder a las tecnologías digitales y desarrollar entre su capital humano habilidades en el uso de programas especializados. La capacitación de los trabajadores en materia de Tecnologías de la Información y Comunicaciones (TICs) es fundamental para acceder a más oportunidades en el mercado laboral.

El uso del comercio electrónico como modelo de negocio tiene grandes ventajas, que sabiéndolas aprovechar puede impactar positivamente en la economía del país; la facilidad de compra, venta, distribución y alcance disminuye costos y genera eficiencias en la entrega de productos e implementación de medidas para proteger y asegurar las compras.

A nadie le queda duda de que la era digital llegó para quedarse, es una oportunidad para abrirse a nuevos mercados, brinda la posibilidad de cruzar fronteras tan sólo con el uso de una plataforma, un sitio de Internet o con el uso adecuado de redes sociales. Si tal como arrojó el último estudio publicado por la Asociación de Internet .MX a finales de julio de 2019, los usuarios de Internet en México pasan diariamente 8 horas con 20 minutos conectados; si se aprovecha ese tiempo y se trabaja para generar ventas e ingresos, los negocios pueden ser más prósperos y la economía se revitaliza.

Este artículo lo escribió nuestra amiga y mentora Ariana Olvera Sandoval para retos femeninos.

EMPRENDER CON VISIÓN GLOBAL

Recientemente se han dado a conocer en diversos medios, los pronósticos de crecimiento para la economía mexicana, el Fondo Monetario Internacional (FMI) lo bajó de 1.6 por ciento a 0.9 por ciento para 2019 y para 2020 lo ubica en 1.9 por ciento.

Esto nos hace reflexionar sobre las distintas vías que se tienen para hacerle frente a estas cifras. Tomando en cuenta que las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (MIPYMES) generan alrededor de la mitad del Producto Interno Bruto (PIB) nacional y el 70 por ciento de los empleos formales, considero importante compartirles algunos retos a los que se enfrenta el ecosistema emprendedor y las MIPYMES en México.

En México y América Latina estamos bien calificados en el ecosistema emprendedor y las políticas públicas y universidades lo han fomentado, pero ahora tenemos un nuevo reto: crear empresas con valor agregado que usen la tecnología, que se sumen a las iniciativas sociales y públicas.

La tendencia en estos tiempos es ofrecer productos y servicios con alto contenido de innovación. La era digital ha fomentado el crecimiento de los negocios a través de los avances tecnológicos, especialmente por la comercialización de sus productos en internet.

Las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TICs) se han convertido en la base para agilizar los procesos, optimizar costos y organizar la información, transformando modelos de negocios tradicionales en compañías dinámicas que rentabilizan sus operaciones gracias a la tecnología.

Otro reto del ecosistema emprendedor está en mejorar la coordinación entre los actores para así evitar limitar su capacidad de vincularse entre sí. Y ese es un cáncer que invade al ecosistema emprendedor mexicano. Muchos de los problemas nacionales que venimos arrastrando pudieran encontrar soluciones parciales o radicales en proyectos innovadores de los emprendedores mexicanos. Pero la comunicación en diferentes niveles se complica, la gran mayoría de las iniciativas de apoyo a emprendimientos se concentra en las grandes ciudades y aún falta trabajo por hacer en las ciudades de menor tamaño donde también existe potencial y talento para emprender.

Nuestro país es un actor importante en el escenario internacional que mantiene su estrategia comercial para seguir diversificando el acceso preferencial a mercados internacionales e incrementar la participación de las MIPYMES mexicanas en las cadenas globales de valor. Una manera de salir adelante ante este panorama económico que hoy se nos presenta, es justamente fortaleciendo las redes de emprendimiento, profesionalizando y llevando a los emprendedores y microempresarios la capacitación que permita escalar los negocios y ampliar el ciclo de vida de su empresa o proyecto profesional, por medio de herramientas actuales y efectivas; facilitando el acceso al financiamiento, sabiendo que el éxito de los negocios radica principalmente en una adecuada planeación estratégica y en el uso eficiente de los recursos financieros que tiene a su alcance; y desarrollando el comercio digital para lograr la internacionalización de las MIPYMES. A través de la digitalización, los negocios pueden aumentar su productividad al obtener acceso a nuevos mercados de comercio electrónico y comunicarse más fácilmente con compradores, clientes y proveedores.

Yo los invito, a todos los hombres y mujeres de este país, a que como mencioné en mi publicación anterior, nos concentremos en crear, colaborar y pensar en grande, que nos preparemos e informemos (con toda seguridad les puedo decir que existen múltiples iniciativas, instrumentos y programas que fomentan el desarrollo empresarial que los pueden apoyar) para desarrollar nuestra actividad productiva; que busquemos las oportunidades a nivel nacional y global.

Este artículo lo escribió nuestra amiga y mentora Ariana Olvera Sandoval para retos femeninos.

Empodérate, conecta con tu pasión y… ¡emprende!

En la actualidad, hablar de empoderamiento y emprendimiento femenino se ha vuelto un tema de profundo interés en las agendas social, económica y política.

De manera particular, cuando se trata de la agenda económica, hay que resaltar el emprendimiento empresarial, que es reconocido como una práctica en la cual se desarrolla una empresa, creando valor, generando empleos e ingresos y participando en el crecimiento de un país.

Las mujeres participan cada vez más en la creación de empresas. En América Latina y el Caribe 17 mujeres por cada 20 hombres inician una actividad emprendedora. Sin embargo, pareciera que no se ha creado consciencia respecto a su talento y competitividad. Por ejemplo, una investigación publicada por Citibanamex en 2018 señala que, si se cerrara la brecha laboral en México, se podría incrementar el crecimiento del PIB (Producto Interno Bruto) en alrededor de 5% anualmente.

Teniendo lo anterior en consideración, hago énfasis en la necesidad de implementar los principios de empoderamiento de las mujeres que desde 2010, ONU (Organización para las Naciones Unidas) Mujeres ha promovido para ayudar al sector privado a lograr la igualdad en los mercados laborales. Estos principios son: 1) Promover la igualdad de género desde la dirección al más alto nivel, 2) Tratar a todos los hombres y mujeres de forma equitativa en el trabajo- respetar y defender los derechos humanos y la no discriminación, 3) Velar por la salud, la seguridad y el bienestar de todos los trabajadores y trabajadoras, 4) Promover la educación, la formación y el desarrollo profesional de las mujeres, 5) Llevar a cabo prácticas de desarrollo empresarial, cadena de suministro y mercadotecnia a favor del empoderamiento de las mujeres, 6) Promover la igualdad mediante iniciativas comunitarias y cabildeo, y 7) Evaluar y difundir los progresos realizados a favor de la igualdad de género.

Es fundamental que las mujeres conozcamos estos principios y los hagamos valer en nuestro ámbito de desarrollo profesional, si queremos crear un negocio y ser empresarias, es preciso empoderarnos, conectar con aquello que nos apasiona, que genera valor a la sociedad, que nos ayuda a nosotras mismas a mejorar y a su vez permite mejorar el entorno en el que vivimos. Estoy convencida que si alguien quiere emprender debe emprender con propósito desde un estado de poder que le permita diseñar una estrategia clara y la implemente con un alto nivel de disciplina y resiliencia.

El mundo del emprendimiento y de la creación de empresas es una fuente de constante aprendizaje, de retos diarios, cuando entras en él, indudablemente necesitas empoderarte y tener pasión por tu proyecto de vida, por el impacto que deseas generar. Por eso mi llamado es a que, como mencioné en mi blog anterior, busques en tu interior la inspiración para llevar al exterior tus conocimientos, para que puedas transmitirlos a quienes serán tus acompañantes en tu camino empresarial, para que sea por tus méritos que logres el éxito.

Tomado de la publicación de nuestra amiga y mentora Ariana Olvera, para retos femeninos, link: http://www.retosfemeninos.com/profiles/blogs/empod-rate-conecta-con-tu-pasi-n-y-emprende

Importancia de incorporar la tecnología en los emprendimientos

Incorporación de la tecnología en los emprendimientos

Los emprendimientos de pequeña, mediana y gran escala a menudo se enfrentan a retos económicos y competitivos, una opción para abordar estos retos es la utilización de la tecnología. La tecnología nos permite optimizar el desempeño de los procesos por medio de herramientas digitales que nos generan ahorros.

Las plataformas como Facebook, Twitter, WhatsApp y otras paginas online han revolucionado la forma de comunicarnos y hacer negocio. La globalización se ve marcada en la comercialización que tenemos entre distintos continentes sea cual sea nuestro negocio, los servicios son cada vez más competitivos.

Una forma de abordar con una solución estos retos es la utilización de las siguientes herramientas;

Seedups

Permite que te conectes con personas que tienen un startup y necesitan financiamiento, regístrate y crear un perfil y, si un proyecto te interesa, ofertar por él.FreshBooks

Permite organizar finanzas e incluye recordatorios de pagos, facturas en línea, hojas de cálculo, reportes de gastos y una herramienta para hacer cálculos de impuestos.

Google Analytics

Indispensable para medir las métricas de tu sitio web, permite ver estadísticas de tu página en tiempo real, número de visitas, páginas vistas, sesiones y las fuentes de tráfico.

Hootsuite

Gestiona tus redes sociales, programar mensajes y ayuda a tener acceso a reportes que te muestran el alcance de tus publicaciones y la interacción con tus usuarios.

Estas son algunas de las tantas y variadas herramientas digitales que podemos encontrar online (al alcance de todos), este escenario invita a los emprendedores a desarrollar procesos innovadores y creativos que ayudan a eficientizar y ser eficaces en su gestión del negocio. Los emprendedores con esto se permiten salir de su zona de confort, para creas un nuevo concepto de sus empresas, un concepto que trae cada vez mejores resultados y ahorros con ellos.

#herramientasdigitales #emprendimiento

https://www.entrepreneur.com/article/268223

https://www.entrepreneur.com/article/323735

Bodega Cero ahora en zona TEC, más cerca de tu vida ‘zero waste’.

Bodega Cero ahora en zona TEC

Karla Andrea González y María Ángeles Martin son las fundadoras de Bodega Cero y a mediados de mayo inauguraron su segunda sucursal en la zona sur.

La historia comienza hace tiempo, cuando ambas fundadoras implementaban prácticas individuales para minimizar su impacto ambiental, como lo es consumir sin empaques, evitar comprar artículos innecesarios y decir ‘no’ a todos los residuos contaminantes para el ambiente.

Tras darse cuenta que en Monterrey no existían lugares para encontrar algunos artículos ecológicos de primera necesidad, nace la idea de fundar Bodega Cero.

En mayo del 2018 abre el primer espacio (se ubica en Barrio Antiguo), con una oferta inicial de 150 productos; con el paso del tiempo han llegado a 500.

Cada día reciben visitas de clientes nuevos, algunos ya tienen este estilo de vida zero waste y otros solo requieren algo en específico, pero conocen más del tema.

Les preguntamos ¿qué retos han enfrentado en este emprendimiento?

“Uno de los más básicos es la operación, porque somos todólogas. Aún después de un año seguimos haciendo de todo un poco”, nos dijo Karla.

Por su parte Marianch platicó que ambas tienen un trabajo y para ella el reto “es encontrar el balance entre que la tienda esté al 100 y acudir a su trabajo actual”.

¿Cómo visualizan el futuro del zero waste?

Este tema tiene variantes, pues muchos artículos no se pueden evitar, por ello Marianch comentaba que “es importante usar todas las “R” al consumir, como lo es Reciclar”.

Karla comenta que lo ve bastante positivo, pero que en definitiva aún “existen muchos retos en diversas industrias, por temas legales y de voluntad de las empresas”.

Y ¿algunos aprendizajes de su proyecto?

“Siempre estás pensando en el negocio y nuevas ideas, día y noche” por eso para Karla es importante emprender en algo que te gusta, porque el negocio siempre está presente en la cabeza.

Marianch nos comparte que lo más importante es ¡hacerlo! lanzarse y hacer lo que tenemos en mente, ya después en el camino ir puliendo.

Productos que puedes encontrar en Bodega Cero:

-Artículos de higiene personal: cepillos de pelo, cepillos de dientes, toallas de tela, shampoo, jabones, desodorante, pasta dental, etc.

-Artículos de limpieza para ropa/hogar: lava trastes, líquidos limpiadores, desinfectantes, etc.

-Semillas, granos, frutos secos y leguminosas

-Muchas variedades de especies y condimentos

-Deliciosa botana como frituras o cacahuates

-Esencias y artículos de botánica

En definitiva, concluimos en que lo más básico siempre será lo mejor.